sábado, 11 de julio de 2015

Oscar Moro, el batero inolvidable del rock argentino

Edelmiro Molinari: ".... Y él andaba que no, que sí, que no, que sí, pero al fin al cabo pasó lo que pasó. Los seres humanos a veces nos aislamos en una soledad impenetrable, impenetrable hasta por las personas que más te quieren”.

El poderoso sonido de su batería se escucha en grandes clásicos del rock argentino, y por eso un grupo de músicos rosarinos y porteños decidieron rendirle homenaje recreando su obra.

Por Carolina Taffoni


Un homenaje que busca salirse del lugar común. Una suerte de cumbre de bateristas. Y también un encuentro de viejos y nuevos amigos. Todo eso va a suceder esta noche en el tributo a Oscar Moro, el legendario batero que dejó su marca en bandas como Los Gatos, Serú Girán y Color Humano, y también pasó por La Máquina de Hacer Pájaros y Riff, entre otros grupos. Moro nació en Rosario en 1948 y murió en Buenos Aires el 11 de julio de 2006, hace justo nueve años. El poderoso sonido de su batería se escucha en grandes clásicos del rock argentino, y por eso un grupo de músicos rosarinos y porteños decidieron rendirle homenaje recreando su obra. En el escenario estarán Bonzo Morelli, Nahuel Antuña, Ike Parodi, Sergio Alvarez, Lisa Polichiso, Marcelo Gallego, Willy Echarte, Sebastián Romero y Ricardo Vilaseca. En la bata se sentarán dos invitados de lujo: Juanito Moro (hijo de Oscar) y Oscar Giunta, uno de los instrumentistas más prestigiosos de la Argentina. Y como si esto fuera poco, una veintena de bateristas locales tocarán al mismo tiempo en algunas canciones.

En ese viaje por melodías y ritmos de los años 60, 70 y 80 también habrá un protagonista vital de aquellas épocas de oro: Edelmiro Molinari, el histórico ex guitarrista de Almendra, será una figura central de este homenaje a Moro, que compartió recitales y estudios de grabación con Molinari en un grupo tan singular como Color Humano. “Siento una profunda emoción y estoy súper contento de tocar en este show”, dijo el violero en charla con Escenario. “Voy a tocar con Juanito Moro, a quien conozco desde que nació y es un tremendo baterista. Y compartiré escenario con músicos muy grosos de Rosario”, anticipó.

Molinari recuerda ahora que era muy fan de Los Gatos, el grupo fundacional del rock argentino donde tocaba Moro. “Luis Alberto (Spinetta) y yo los admirábamos muchísimo, los teníamos como referencia”, aseguró. “Cuando en Color Humano nos quedamos sin baterista, Moro estaba tocando con Litto (Nebbia) en un proyecto que se llamaba Huinca. Pero prácticamente estaba libre. Por admiración y respeto, a mí me daba como un escozor llamarlo para Color Humano. Pero finalmente me contacté con él, le conté del proyecto y se prendió. Ese fue uno de los días más gloriosos de mi vida, el día que me dijo que sí”, rememoró.
  
“Virtuoso natural”. Oscar Moro participó en el segundo y tercer disco de Color Humano, en 1973 y 1974, y tocó en el álbum en vivo que la banda editó en 1995. “El no sabía leer una nota musical, no tenía instrucción, pero era un virtuoso natural”, afirmó Molinari.


“Rítmicamente era arrollador, salvaje diría yo. Se sentaba en la batería y explotaba, era impresionante. No había nada que explicar entre nosotros. Teníamos esa comunicación que se da a través del amor y las coincidencias que a veces tenemos los músicos”, se explayó.

Los elogios del guitarrista también se extendieron a Moro como persona. “Fue uno de los músicos más humildes y dulces que yo conocí en mi vida”, señaló, y como ejemplo contó una vieja anécdota: “Un día estábamos ensayando y le digo: «Che, Morito, ¿por qué no tocás los bongós?». Y él me dijo que no. Yo le insistí, porque el tema era acústico, pero me volvió a decir que no. Tiempo después le pregunté por qué no había querido tocar los bongós. Y él me contestó, con toda ternura: «Porque me da vergüenza». El se consideraba esencialmente un baterista, y era un tipo grandote, entonces le daba vergüenza ponerse esos tamborcitos entre las piernas”, recordó entre risas. 


Sin que se le preguntase, Molinari también habló sobre la muerte de Moro. “Fue muy triste. Fue tremendo lo que pasó. No hubo forma de transmitirle que se alejara del alcohol”, confesó. “Todo el mundo, toda la gente que lo quería, desde Litto hasta Charly (García), le decía «Morito, aflojá un poco». Y él andaba que no, que sí, que no, que sí, pero al fin al cabo pasó lo que pasó. Los seres humanos a veces nos aislamos en una soledad impenetrable, impenetrable hasta por las personas que más te quieren”, reflexionó.


Para el ex Almendra, el histórico batero de Serú era un talento genuino y una persona entrañable: “Todos coincidimos en que Moro ha quedado en la historia del rock argentino como uno de los tipos más amados por todos los músicos”, aseguró.

Fuente: Diario La Capital, Ciudad de Rosario

http://www.lacapital.com.ar/escenario/Oscar-Moro-el-batero-inolvidable-del-rock-argentino-20150711-0018.html



jueves, 9 de julio de 2015

Nora Lezano, Fan, Centro Cultural Recoleta

Una extensa galería de alrededor de 300 imágenes conforman la muestra de la fotógrafa Nora Lezano en el Centro Cultural Recoleta hasta el 26 de julio.

Con 25 años dedicados a retratar a una variedad de músicos del rock argentino, la muestra se destaca por su creatividad artística en cada toma, una escena que identifica el tiempo y personalidad de cada retrato.

FOTOS



miércoles, 8 de julio de 2015

Litto Nebbia, Premio Domingo F. Sarmiento del Senado de la Nación



Les compartimos la entrega de premio y el concierto, realizado en el Salón Azul del Congreso Nacional este 7 de julio.

En este acto el músico Litto Nebbia recibió la Distinción Domingo F. Sarmiento del Honorable Senado de la Nación, que incluyó una actuación del Litto Nebbia Octeto.




VIDEO


MAS INFORMACIÓN

https://www.facebook.com/LittoNebbiaPaginaOficial