miércoles, 2 de noviembre de 2011

Charly Garcia, El angel vigia

Teatro Gran Rex - El ángel vigía
1 de noviembre de 2011

Una combinación de rutina y expectativa se comenzó a acelerar hace poco más de un mes. La gira de prensa por los habituales y los nuevos lugares prometiendo algo que nos sorprenderá: nuevos músicos, sesenta canciones, arreglos y ensayos. Fanatismo, popularidad, publicidad se combinan mientras el artista va ofreciendo cada día una imagen más limpia que incluye la renovación de su estética.

Un nuevo peinado, el azul y el rojo que van siendo los colores que identificaran desde el vestuario hasta la iluminación, las voces amigas que se suman (Badia y Borges). Detalle para la edición del video discográfico que inicia el show, no pueden haberse olvidado de Porsuigieco.




Lista de videos en youtube
http://www.youtube.com/playlist?list=PL00EC17C4E428DDC0

Seguramente Charly ha tenido épocas de mayor plenitud artística, etapas de creación donde su obra estaba en construcción. Entonces no podía versionar sus grandes éxitos, porque muchos todavía no habían sido creados ni descubiertos. En la actualidad cada nuevo ciclo de shows nos permite repasar distintas tomas de una obra casi completa. Su imprevisible talento va quedando condicionado por sus propias creaciones pasadas.

De ese enorme baúl van saliendo distintas facetas bajo el capricho como única regla. No hay improvisación, hay planificación y ensayo. En estos Gran Rex ha sido más atrevido en rescatar algunas joyas e incorporarle nuevos arreglos en teclados, bases y cuerdas.

Cuando uno se confía y empieza a creer que puede anticipar lo que va a ver, Charly da un paso más y rompe nuestras previsiones. Su look –peinado, guardapolvo y calzas rojas- de la tercera noche cambia, nos recuerda otro momento de mayor libertad creativa y anticipa que vamos a ver cada día más a Charly.

“La vida es una droga a la que se le pasa el efecto. Esta noche revelaré el secreto de la felicidad. Las máquinas no tienen emociones, por eso he sido creada para digitalizar sus emociones” recita la voz en off de Graciela Borges en la apertura y da sentido a la historia que vamos a ver y disfrutar.

Arranca con Piano bar y Canción de 2x3. El comienzo tiene todo, Charly en la voz en primer plano, Samalea en el bandoneón (“hoy empezamos bien tanguero”), el trío de cuerdas, la base poniendo densidad y el Negro unos toques de su guitarra. Aplausos para Charly en el teclado.

En la presentación de I’m not in love, recuerda su encuentro y ensayos con Tony Sheridan. Sobre las cuerdas y el vibrafón de Samalea, Charly canta Plateado sobre plateado. Aunque aclare que “Este es el repertorio que más nos costó y ensayamos muchísimo”, esta quizás sea la parte mejor lograda de todos los shows.

Como introducción a El día que apagaron la luz, Badia nos cuenta la historia de nuestra heroína, de seres de otros mundos y del poder de Say No More frente “… a los que no se imaginan nada, a los que piensan que todo tiempo pasado fue mejor, a los que pretenden detener el poder del idealismo”.

Deberías saber porque resulta un recreo, una versión suave. Con Nuevos trapos y Charly muy activo en los teclados, se completa la primera parte del show.

Popotitos, dedicada a Cacho Fontana y Palito Ortega, levanta al Gran Rex y García López hace su espectáculo personal. “Y que va a bailar… reggaeton?” festeja Charly. Todos seguimos de cantando y saltando con No se va a llamar tu amor.

Un poco de juego con el público y la presentación de la banda. Con Llorando en el espejo y Vía muerta recuperamos esos matices de la primera parte, Charly al piano, un solo de Kiuge, el acompañamiento de Alejandro Terán, y un cierre que se va tenuemente.

Vuelve el ritmo con Raros peinados nuevos y Rap del exilio, los juegos con los teclados, el escenario y el público. Una invitación a los Paralamas que estarán esta noche en el mismo Gran Rex. Un cambio de guitarra para García López. Bromas para Tinelli, y una dedicatoria para Celeste Cid al presentar Asesíname, con un arreglo de cuerdas.

“Uds. son participantes y yo soy el jurado” bromea al presentar el comienzo de la despedida con Canción para mi muerte. “Grandes músicos, gran público, ha sido una noche inolvidable” son un estado de ánimo.

Una versión interrumpida de Desarma y sangra no hace más que alimentar el clima con un Charly suelto en el piano, cantando casi a capela en algunos tramos y los arreglos de cuerdas y violín.

Charly anticipa una versión en “suite” de Eiti Leda. En el comienzo Rosario en la voz, los violines, el bandoneón y una base muy suave. Entra el piano y los sintetizadores de Quintiero y sube el ritmo. Cantamos todos. Carlos con un solo de bajo. Charly sube un poco más, la banda es una orquesta de rock y todo el Gran Rex salta.

Inicio de bandoneón para una yapa con Cerca de la revolución. Entre festejos de cumpleaños, un elogio de los sesenta y el cambio cultural, bromas sobre Tinelli comienza Funky. La última despedida será con la versión eléctrica de Instituciones que presento en las primeras funciones.


LISTA DE TEMAS:

Piano bar, Canción de 2x3, I´m not in love, Plateado sobre plateado, El día que apagaron la luz, Deberías saber porque, Nuevos trapos (intervalo) Popotitos, No se va a llamar tu amor, Llorando en el espejo, Vía muerta, Raros peinados nuevos, Rap del exilio, Asesíname, Canción para mi muerte. Bises: Desarma y sangra, Eiti Leda, Cerca de la revolución, Funky, Instituciones.


9 comentarios:

  1. Me fascina verlo tan bien! Qué manera de recuperarse! Me hace acordar al Carlitos del Ferro 91 (le falta, pero dale que va!) qué feliz se lo ve en escena! yo voy el 11 a ver este mismo show!
    Abrazo, Master, gracias por compartir, como siempre!
    AriadnoMcCoffee

    ResponderEliminar
  2. vuelvo a decir lo mismo que digo en estos dos años despues de cada show... ayer hizo el mejor show de todos, y creo que esta vez la diferencia fue que se animo a cantar, a jugar con los teclados, a meter arreglos, a diseñar un show completo en todo sentido.

    me quedo con ganas de volver para la última fecha, pero creo que ya abusé bastante de mis posibilidades, suerte el 11, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. jaja, escribi semanas antes del primer rex suplicando que asistas a alguno para poder presenciar algo que se veia seria grande, y se cumplio, fue grande, y ademas de eso fuiste a los 3!!!! gracias por documentar, y lo mas complicado, no cantar, me imagino que ganas nunca te faltan. Saludos desde Perú. Para los que estamos lejos es invalorable tu trabajo... gracias

    ResponderEliminar
  5. Ah, no! andá el 11 y filmamelo así me lo guardo, GARCA! xD, gracias, capo! lo disfrutaré y te cuento!!!

    ResponderEliminar
  6. Rafael, eso es lo que más duele, no poder cantar y saltar un poquito, todo lo demas es un placer hacerlo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Dios siempre tiene permiso de tomar lo que le guste de este blog, jajaja

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno!!
    Yo estuve el sábado! Fue un recitalazo.
    Es muy bueno tener la suerte de que Charly se vaya recuperando paso a paso.
    Tuve la suerte de compartirlo con mi hija que es fanática de ¡Sui Generis! y de Serú (!) Eso a los 16, con lo que se escucha hoy en día, es un milagro.

    Los invito a que pasen por la Casa para leer una crónica del sábado:

    http://lacasadoradadesamarkanda.blogspot.com/2011/10/charly-esta-vivo-delante-de-las-paredes.html


    Un abrazo,
    Marcelo

    ResponderEliminar