martes, 31 de agosto de 2010

Divididos, Teatro Flores (28 agosto 2010)


Divididos
Sábado 28 de agosto de 2010
Teatro de flores, Capital Federal

Por Federico Izaguirre

Noche de sábado, 9 y 15 de la noche, entramos al teatro nos acercamos a la barra y nos pedimos una cerveza para saciar la sed, nos la tomamos con mi amigo antes del comienzo del show.

A las 9 y media pasadas sale Divididos y la gente se enloquece, mucho más después de que Mollo y compañía arranquen con la introducción de Hearthbreaker de Led Zeppelín enganchado con el clásico de sumo Divididos por la felicidad. La banda se presenta por quinta vez en el año en flores y vuelve a mostrar que están en unos de sus mejores momentos. Show a show demuestran que son la mejor banda de rock nacional activa del momento.

El recital llega a uno de sus picos con una seguidilla de cinco temas, que consistió en una mezcla de temas nuevos y grandes clásicos, Buscando un ángel, El 38, Capo Capón, Sábado(donde Arnedo se lucio en el bajo) y Mantecoso, desataron la locura y el pogo de los fanáticos. La primera etapa del show termino con Muerto a laburar (con dedicación para Luca).

Bajando decibeles vinieron pegaditas Senderos y Jujuy. Luego Arnedo tomo la posta y con una guitarra acústica toco Avanzando retroceden. La parte acústica termino con dos temazos de Narigón del siglo, Spaghetti del rock y Par mil.

La mosca porteña el único tema del primer disco, 40 dibujos ahí en el piso. El ya clásico Amapola del 66 dedicado a Gustavo Cerati, emociono a todos los presentes en Flores esa noche. Y de ahí en adelante el rock en el estado mas puro: Hombre en U desato uno de los pogos mas grandes de la noche; Voodo Child que duro con la zapada mas de 10 minutos (solo con la boca de Mollo incluido); Sucio y Desprolijo, uno de los mas festejados. Antes de Azulejo Ricardo tomo del publico una bota estilo texano y toco un par de minutos con ella. Después de azulejo un ex- asistente de la banda regalo un particular y simpático baile. Perro funk siguió. Luego el clásico de La era de la boludez, Rasputin, enganchado con Hey Jude.

Aquí el mejor momento de la noche, toda la noche reclamando por ese bendito tema, después de un pedido general de la mayoría de los concurrentes al teatro, Mollo cedió y nos regalo una excelente versión de Crua-Chan. Como si esto fuese poco la banda se despacho con dos excelentes versiones de Paraguay y Ala Delta. Todos pensamos que ya estaba todo dicho, que no quedaba más. Pero nos equivocamos, después de más de 6 meses sin lugar en las listas, volvieron a tocar Sobrio a las piñas, ese temazo de Gol de mujer. Mollo rompió las cuerdas de su Sg y las tiro al público. Solo quedo el saludo de Ricardo a los fanáticos mientras Ciavarella y Arnedo zapaban.

Después de haberlos visto por quinta vez en el año, me parece que este fue el mejor show del año, por ahora, una lista llena de clásicos que no estuvieron en los tranquilos Luna parks de Junio-Julio. Párrafo aparte para Catriel, que energía por Dios.

Lista de temas:

1 Divididos por la felicidad
2 Buscando un ángel
3 El 38
4 Capo Capon
5 Sábado
6 Mantecoso
7 Muerto a laburar
8 Senderos
9 Jujuy
10 Avanzando retroceden
11 Spaghetti del rock
12 Par mil
13 La mosca porteña
14 Amapola del '66
15 Hombre en U
16 Voodoo child+ Zapada
17 Sucio y desprolijo
18 Azulejo
19 Perro funk
20 Rasputin
21 Crua Chan
22 Paraguay
23 Ala delta
24 Sobrio a las piñas

domingo, 29 de agosto de 2010

Luis Alberto Spinetta, La Plata (28 agosto 2010)


Luis Alberto Spinetta
Teatro Coliseo Podesta, La Plata
28 de agosto 2010

por Simon Mardini
Videos y Fotos: Flavio Pigazzi

Cada vez que uno evoca el nombre del Flaco inmediatamente surgen muchas referencias: poesía de alto vuelo, virtuosismo musical, una energía muy especial, compartida con su público en una corriente de ida y vuelta. Un vendaval de emociones que no necesita de gestos ampulosos, sino que transita calmadamente a través de las almas y los corazones de todos los presentes. Casi como una bruma que mezcla sensaciones, pensamientos y sentimientos.

Un recital de Spinetta no se agota sólo en eso: también hay respeto genuino, tanto por el artista que ofrece un trabajo sumamente profesional, como por el público, que le da al interminable Flaco el espacio, la disposición mental y el silencio para que pueda dar lo mejor de sí.



En esta noche nublada el lugar es el hermoso Coliseo Podestá de la ciudad de La Plata, restaurado hace unos pocos años. El teatro invita a admirar la belleza que habita en cada rincón y posee además una excelente acústica que permite disfrutar a pleno cada señal, cada nota, cada frase, manteniendo una razonable cercanía con el artista. Un sitio perfecto para recibir lo que Luis Alberto está acostumbrado a brindarle a su público.

Una vez ubicados, puntualmente comienza el despliegue de la magia spinettiana. En este primer tramo del show la banda forma cuarteto, con la guitarra del Flaco, el teclado virtuoso, casi clásico de Claudio Cardone, el bajo de Nerina Nicotra y la ajustada base rítmica de Sergio Verdinelli, el equipo habitual de éstos últimos años.

El show parece seguir la línea de las últimas presentaciones de Spinetta, con temas de casi todos sus momentos y canciones de sus grandes afectos. Pero a medida que pasa el tiempo, paulatinamente se aleja del auto-homenaje de las Bandas Eternas (4 de diciembre de 2009) y nos introduce en los sonidos más actuales del Flaco.

El viaje comienza con una pasada por otras épocas y se mezcla con temas de quienes comparten su afecto, de ese modo abre con “Viaje y epílogo”, luego una muy particular versión de “Las cosas tienen movimiento” que combina la gran lírica de Fito Páez con el sello personal del Flaco, quien logra el milagro de hacer completamente suyos temas de otros grandes. Le siguen “Viento Celeste”, “Filosofía barata” de Charly García, “Asilo en tu corazón” de aquel maravilloso La La La, “Cementerio club” (rodeado de aplausos para el tema con que Luis ha elegido rendir homenaje al mejor disco del rock nacional), y una inconclusa “Te para trés”, tal vez esperando que Gustavo Cerati pueda estar ahí para compartirla una vez más…

La banda suena compacta, sólida, con la base monolítica del bajo de Nerina, la versatilidad rítmica de Sergio Verdinelli, la magia en los dedos del Flaco cuando toca su guitarra y el virtuosismo de Cardone para formar un esquema musical potente y homogéneo, tienen como permanente condimento un pequeño brillo aquí y allá, un dibujo rápido en el bajo de Nerina, un fraseo de Luis Alberto en donde su alma parece casi salir a través de su voz, pequeñas sutilezas en los ritmos de Verdinelli y por supuesto el colchón melódico que produce Claudio Cardone para completar la sensación de plenitud.

Mientras pasan los temas aparece la conexión directa con el espíritu que propone Spinetta y así pronto uno se encuentra rodeado de un clima y un sonido que se difunde a través de todo el cuerpo, mientras las letras, ya sean clásicas o modernas invaden lentamente la mente.

Claudio Cardone presenta un tema propio, ambientado con sonidos naturales, llamado “6 – 6” mientras el resto de la banda hace un pequeño descanso. Una vez más la generosidad del Flaco va abriendo puertas a músicos que están haciendo su propio camino. Al regreso, un clásico más, “Alma de diamante” uno de los puntos altos de la noche y lugar de nuevos encuentros entre el bajo de Nerina y la guitarra del Flaco. Le siguen “La Mendiga”, “8 de octubre” donde es inevitable la referencia a la tragedia de Santa Fe y su pedido de cuidar nuestras vidas, causa que Luis lleva a todos lados consigo y que transmite con un enorme amor.

Luego el momento de convertir el cuarteto en quinteto, con la entrada en escena del “dios de la guitarra” (según el Flaco), Baltasar Comotto. El quinteto gana en potencia, el sonido es algo más crudo, y Comotto despliega algunos momentos de solos y riffs que hacen pensar que probablemente ha recibido algún don de los dioses. Con este equipo transitamos “Herida de París”, “Despierta en la brisa”, “Canción de amor para Olga”.

El Flaco sigue desplegando su arte, transmitiendo sus emociones, tocando su guitarra, atento a los detalles y manejando la banda mientras van pasando los temas. Hasta puede permitirse el diálogo con la gente: a veces usando la ironía inteligente, otras veces hablando o respondiendo desde la emoción, y también apelando al humor.

Pero no ha terminado la noche, ni tampoco las incorporaciones. El Flaco presenta “desde su corazón” a Vera, su hija menor, quien lo acompaña en “Proserpina” y “Cabecita calesita”, ya sea aportando sus coros como llevando adelante la melodía. Spinetta se ve feliz, cómodo, y también muy orgulloso. Vera también se advierte emocionada y tal vez algo preocupada por hacer un papel digno.

Se acerca el final y también pasan “Ella bailó”, “Mi elemento”, y “Tu vuelo al fin” que cierran con un aplauso impresionante del Teatro entero. Para los bises como ya es habitual en ésta gira pasamos por “Durazno sangrado”, donde brilla la voz de Vera, y el dúo con su padre, y una versión de “Rutas Argentinas” donde Luis estrena una guitarra pintada por Catarina.

Nos vamos del teatro mientras la niebla baja sobre las calles de La Plata y nos envuelve, casi como si el clima quisiera prolongar esa sensación que nos acompañó desde que se abrió el telón cuando entramos en la bruma mágica que produjo el arte del Flaco.

Lista de temas:

Viaje y epílogo
Las cosas tienen movimiento
Un viento celeste
Filosofia barata
Asilo en tu corazón
Cementerio club
Te para tres
Seis seis, por Claudio Cardone

Alma de diamante
La mendiga
8 de octubre
La herida de Paris
Canción de amor para Olga
Proserpina, con Vera Spinetta
Cabecita calecita, con Vera Spinetta
Despierta en la brisa
Ella bailó
Yo miro tu amor
Mi elemento
Tu vuelo al fin

Durazno sangrando, con Vera Spinetta
Rutas argentinas, con Vera Spinetta



Lista de Videos completa en youtube
http://www.youtube.com/view_play_list?p=720F803F7886A332

Album de fotos
http://picasaweb.google.com/flavio.pigazzi/LuisAlbertoSpinettaLaPlata28Agosto2010?feat=directlink

domingo, 22 de agosto de 2010

Hugo Fattoruso y Rey Tambor, ND Ateneo (20 agosto 2010)

Hugo Fattoruso y Rey Tambor
ND Ateneo - 20 agosto 2010

Arriba del escenario se nos presenta Hugo Fattoruso junto a los tres percusionistas de Rey Tambor.

La sensación es estar frente a una música que vibra y que se disfruta en admiración desde el silencio, quizás con breve e inevitables palmas en los momentos más rítmicos.

Fattoruso es a la vez un músico popular y un músico de músicos, capaz de recorrer el jazz, el candombe, el tango, la canción latina y el rock sobre la base de su teclado y los tres tambores que lo acompañan.

Su presencia es tan simple como la remera blanca que luce, dejando todo el sentido expresivo a su voz y su teclado. Como música mayor que no necesita de la provocación ni del histrionismo. Don Hugo es un músico haciendo música, como en aquel bar de la anécdota.

Los temas serán propios, de autores como Rubén Rada, Jaime Roos, Chico Huarque y Pablo.... "ese gordito de anteojos" Milanes, hasta una versión de Viernes 3 am de Serú Girán.




Album de fotos
http://picasaweb.google.com/flavio.pigazzi/HugoFattorusoNDAteneo20Agosto2010?feat=directlink

Lista de videos en Youtube
http://www.youtube.com/view_play_list?p=F1353232697A4F9A

Hugo Fattoruso en piano acústico y voz, con Diego Paredes en Tambor Piano, Fernando Núñez en Tambor Chico y Noé Núñez en Tambor Repique, conforman Rey Tambor, un fiel representante del género que ha sido declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por UNESCO.

Rey Tambor nació en el año 2001 y desde entonces ha realizado numerosas presentaciones en vivo. En Montevideo, en lugares emblemáticos como el Teatro Solís y la Sala Zitarrosa, y en Buenos Aires en eventos de la talla del Festival de Percusión 2006. Rey Tambor apunta a mostrar el arte del Candombe: su cadencia, versatilidad, lenguaje y poética. Ofrece una muestra fiel de cómo se tocan los tres tambores: Piano, Chico y Repique, (que juntos conforman una "cuerda" básica) y dan vida a este ritmo afro uruguayo.

El Candombe nació en Montevideo en el seno de inmigrantes africanos. Los tres jóvenes a cargo de la "cuerda" de Rey Tambor (Noé Núñez, Fernando Núñez y Diego Paredes) no sólo son descendientes de africanos sino también hijos de constructores de tambores, tocadores, cantantes y compositores del género.

A ellos se suma el prestigioso músico uruguayo Hugo Fattoruso en teclado y voz, exponiendo la gracia de la melodía y las letras. El repertorio del grupo está conformado por clásicos de Candombe de distintos autores uruguayos-algunos transmitidos de generación en generación que nunca habían sido registrados en un disco- composiciones de Fattoruso y versiones de canciones conocidas llevadas a este ritmo. La propuesta de Fattoruso, en este formato (piano acústico y cuerda de tambores), expone su pasión por el candombe versionando clásicos del género y temas que provienen de otras vertientes, varios de ellos de su autoría.

En “Puro Sentimiento” conviven versiones de Eduardo Mateo, Rubén Rada, Jaime Roos, Fernando Brant y Milton Nascimento, George Gershwin, con temas compuestos por Hugo. Como yapa incluye un guiño simpático a “Goldenwings”, el clásico de Opa de Hugo y Osvaldo Fattoruso, arreglado para la Chip Corazón Ochestra (cariñoso nombre con que el músico llama a esta “orquesta de robots”).



sábado, 21 de agosto de 2010

Hagan Ruido: mil videos !!


Siempre creía que antes de emprender un proyecto había que planificarlo detalladamente en la cabeza, racionalizar todas y cada una de sus decisiones, resolver mentalmente todas sus incertidumbres y luego ponerse en marcha. El problema que así se hace muy difícil llegar al “luego…” para empezar la acción.

Ahora ya es historia que acá trato de homenajearme, en este momento estoy subiendo el video número 1.000 a mi cuenta de youtube (http://www.youtube.com/user/flaviopi ). Con calidad disímil se pueden encontrar allí algunas perlitas de distintos shows de nuestro rock en el último año.

Tanto tiempo planeando elegir algo que desarrollar en internet y HAGAN RUIDO nació de la imprevisible. La fecha que queda registrada como su nacimiento es el sábado 24 de octubre. Aún sin llegar al primer cumpleaños hay tanto para mirar hacia atrás.

La chispa, un mensajito recibido en youtube. El motivo, un comentario sobre el video que acababa de subir de Charly en Vélez.

Lección que uno siempre debe tener en la mesita de luz -bien cerca para cada situación necesaria-, las cosas vienen de donde uno no las espera, solo hay que darles oportunidad.

El camino esta plagado de dudas y vacilaciones que solo se resuelven por el si. Y que bueno es tener la compañía de ese amigo que te acompaña en cada vacilación.

Durante este tiempo me he preguntado repetidas veces ¿Qué hacer con esto? ¿Cuál es el próximo paso? Como si volviese al punto inicial que las cosas primero se piensan y luego se ejecutan. Como dije, gracias a los amigos que te gritan un oportuno “¡Vamos por todo!” para despertarte.

Cada uno de estos mil videos tiene una historia personal, especialmente aquellos que he registrado yo mismo ante distintos artistas y diferentes sitios de nuestro país.

Charly en el Concierto subacuatico, Spinetta y las bandas eternas, el Cosquin Rock, los recitales gratuitos en Costanera Sur, los shows de Charly en el Luna Park, Mar del Plata, Cordoba, Neuquen, Rosario y Santa Fe, la Fiesta del Bicentenario, Fito Paez, Divididos en Tilcara, Leon Gieco, el Recital de la Independencia, Pedro Aznar, Garcia Lopez, Nito Mestre, Miguel Mateos, David Lebon, Silvina Garre, tantos más.

A lo largo de este recorrido he intentado mejorar la calidad de las grabaciones, aumentar la cantidad de videos de cada show, editarlos y subirlos con mejor resolución. Es un camino de ensayo y error, volver a intentar, putear solo frente a la computadora por lo que no sale como uno quiere, hasta que al final… otro video sube a youtube, otro DVD se organiza, otra nota se publica.

¿Cual es mi video favorito? ¿Cual es el que te gusto más a vos? Te pido que me lo cuentes.

Para mí, sin dudas aquellos fragmentos de Charly en Vélez bajo la lluvia. Quizás sea el peor grabado, pero es la madre de esta historia y del video que grabe mañana.

miércoles, 18 de agosto de 2010

De Ushuaia a La Quiaca (Canal Encuentro)

La gira "De Ushuaia a La Quiaca" se realizó a mediados del año 1985, con León Gieco y Gustavo Santaolalla a la cabeza. En aquella oportunidad se registraron alrededor de 50 horas de video y casi 100 de material musical. Ese material musical fue editado oportunamente por Gieco en sucesivos álbumes.

Aquí les presentamos algunos de los capítulos emitidos.








El proyecto "De Ushuaia a la Quiaca", consistió en ir a los lugares donde la música misma nace y grabarla en su ambiente natural y no llevar los músicos a un estudio de grabación en una ciudad grande donde perderían parte del sentimiento que dá el lugar de origen.

Para ello se viajó con un estudio móvil de grabación de 16 canales, dentro de una combi (camioneta cerrada) se tenía la "cabina de grabación" que le servía al ingeniero Gustavo Gauvry para monitor de lo que se estaba grabando. En la mayoría de los lugares no se tenía acceso a electricidad entónces se usaba un generador eléctrico portátil y se lo ponía a más de 200 metros para que el ruido no se grabara. Cuando se grabó en el sur argentino hubo una ocación en que el frío era tan grande que los micrófonos tendían a congelarse y había que darles calor para que funcionaran correctamente. También se tomaron cerca de 2000 fotografías y se grabaron mas de 50 horas de video registrando los momentos mas gloriosos de la gira.

De Ushuaia a la Quiaca es un proyecto que no regístra antecedentes en la historia de la música argentina. Más de 600 conciertos recorriendo cada rincón argentino dió fruto a éste legado cultural. Poetas, maestros, alumnos, músicos, y la tierra misma, juntos en una película auditiva fascinante!!!.

León Gieco junto a Leda Valladares grabaron en el cementerio de Maimará, en las ruinas de los indios Quilmes y en el anfiteatro de el Cadillal en Tucumán. Leda recopiló un montón de bagualas, algunas de más de 400 años de antiguedad que han ido pasando de generación a generación. También, en una casa de adobe de Amaicha, grabó a la gran bagualera del norte argentino Gerónima Sequeida.

Canto colectivo en el Anfiteatro Natural de Piedra en los Valles Calchaquíes. Un grupo de 1500 chicos tucumanos reunídos para cantar bagualas y vidalas. La grabación se realizó con un sistema holofónico que es lo más parecído al oido humano, captando los sonidos en un ángulo de 360 grados dando la sensación de espacialidad natural.

León Gieco junto a Isabel Parra grabaron a orillas del canal de Beagle frente a la frontera chilena, a orillas del rio Pipo y en Ushuaia Tierra del Fuego.

"…y que se acaben los ruidos en la frontera
por un puñado de tierra no quiero guerras."
"cuándo será ese cuándo , señor fiscal
que la america sea sólo un pilar"

La dirección y producción musical estuvo a cargo de Gustavo Santaolalla. Participó tambien como músico, tocando guitarras, charango, percución y voces. Gustavo creía firmemente en el proyecto, en todo momento fue el motor y el timón de el barco. Fué quizás el primero que integró la tecnologia MIDI a la música tradicional.


En muchas ocaciones, la música, la danza, la artesanía, y muchas otras formas de expresión cultural se mezclaban para dar forma en plenitud al folcklore argentino. La idea era integrarse con todo tipo de artistas, y que ellos mísmos determinaran el límite cultural de este proyecto. El resultado, una verdadera obra maestra.








PROGRAMA: DE USHUAIA A LA QUIACA - CANAL ENCUENTRO


Este programa explota al máximo el potencial del material registrado, teniendo en cuenta el valor documental y artístico del mismo. Y además le suma el punto de vista de sus protagonistas, registrado en una nueva entrevista grabada especialmente a veinticinco años de aquella experiencia.

CAPÍTULO 1: PUNTO DE PARTIDA

La gira se organiza, León Gieco y Gustavo Santaolalla convencen a los directivos de la discográfica para llevar a cabo una experiencia absolutamente inédita: recorrer el país grabando músicos de todas las latitudes y registrando las raíces musicales de la Argentina.

La gira comienza hacia el Sur. En Ushuaia se encuentran con la gran artista chilena Isabel Parra, quien estaba exiliada de su país, donde aún gobernaba el dictador Pinochet. El viaje regresa a Buenos Aires, donde León y Gustavo tienen la oportunidad única de grabar al Cuchi Leguizamón, uno de los padres del folklore argentino que, paradójicamente, casi no tenía registros de él tocando y cantando.

Rumbo al Norte, la gira llega hasta Corrientes. En Curuzú Cuatiá se da rienda suelta al chamamé, de la mano de un artista histórico como Isaco Abitbol y de uno de los continuadores, Antonio Tarragó Ros.

CAPÍTULO 2: A CANTAR Y A BAILAR

La gira se encamina hacia Córdoba, donde toma contacto con el movimiento cuartetero. Allí conocen a los fundadores del Cuarteto Leo, que a mediados de los 80 tenía ya más de cuarenta años de carrera. En Oncativo se organiza un baile popular, en el que León Gieco, Gustavo Santaolalla y el Cuarteto Leo funden sus músicas y hacen bailar a cientos de cordobeses.

En Santiago del Estero, tienen el privilegio de estar en la casa de los
Carabajal, una familia emblemática del folklore argentino que los recibió al ritmo de la chacarera. Luego se trasladan a la localidad de Atamisqui, en la Provincia de Santiago del Estero, pueblo de Don Sixto Palavecino, otro de los grandes exponentes del folklore argentino, interpretando el violín.

CAPÍTULO 3: CANTO CÓSMICO

La gira hace un alto en su recorrida por el país y se detiene por un tiempo en Buenos Aires para grabar el disco de estudio que acompañaría al registrado a lo largo del país.

Luego retoma el impulso y regresa al Norte argentino, donde la gran artista y recopiladora Leda Valladares hace de guía. Así conocen, en la Provincia de Tucumán, a la banda de Monteros, el pueblo de Mercedes Sosa. Y luego a artistas tradicionales como Gerónima Sequeida o Melchora Ávalos que cultivan la baguala. En el anfiteatro de El Cadillal, se desarrolla uno de los eventos más importantes de la gira: mil quinientos alumnos de colegios se dan cita para hacer el canto colectivo, una práctica ideada por Leda Valladares.

CAPÍTULO 4: LA QUEBRADA

En su camino hacia el Norte, la gira ingresa en la mítica Quebrada de Humahuaca. En la Provincia de Salta conocen a otro bagualero tradicional y fabricante de cajas cayeras: Tomás Vázquez.

En Jujuy, cantan en el Pucará de Tilcara, donde captan la energía de siglos y siglos de pueblos originarios habitando. Luego se unen al
Grupo Humahuaca en el cementerio de Maymará, al son de los sikus y los charangos. La gira alcanza su punto más alejado, en el Norte del país: en un colectivo desvencijado el grupo llega hasta Iruya, en una aventura mágica e inolvidable.

CAPÍTULO 5: EL VIAJE FINAL

Ya iniciando el regreso, se detienen en un anfiteatro natural para grabar unas coplas junto a Leda Valladares, una de las grandes impulsoras de la gira. El grupo luego se dirige a un destino sin música en el que encuentran las huellas de millones de años de historia: el Valle de la Luna en la Provincia de San Juan. Poco antes de terminar hacen un alto en Cañada Rosquín, el pueblo natal de León Gieco. Allí hay una sorpresa preparada para León: todo el pueblo lo espera y lo recibe triunfalmente, reunido en la plaza principal.

La gira De Ushuaia a la Quiaca llega a su fin, guardando en la memoria y en el alma de todos sus protagonistas los mejores recuerdos.

Canal Encuentros, Encuentros De Ushuaia a La Quiaca
http://www.encuentro.gov.ar/Event.aspx?Id=454




DE USHUAIA A LA QUIACA (3 CDs)

DE USHUAIA A LA QUIACA 1

* Esos ojos negros
* Don Sixto Palavecino
* Por el camino perdido
* Principe azul
* Para Pete
* Cola de amor
* Camino de llamas
* Carito
* No existe fuerza en el mundo
* Yo vendo unos ojos negros

DE USHUAIA A LA QUIACA 2

* Chacareros de Dragones
* En la frontera
* Vidala del monte
* Chacarera del violin
* Kilometro 11
* Canto en la rama
* Ay naranjal
* Dimension de amistad
* No se que tienen mis penas
* Indiecito latino
* Grillito del pueblo
* Aguita de putiña
* Del brazo con la suerte
* Maturana

DE USHUAIA A LA QUIACA 3

* Canto del tero
* Amigos tengo por cientos
* La gritona
* Sobre las flores
* El cardon
* Las hojas tienen mudanzas
* Me voy quedando
* Dale soga nomas
* La calandria
* Baguala centrifuga
* Los pueblos americanos
* Pái Julian
* Baguala para mi muerte

fuente: http://leongieco.com/

lunes, 16 de agosto de 2010

David Lebón, Como en casa (ND Ateneo)

David Lebón, ND Ateneo
Como en casa, 13 de agosto 2010

"Si me suelto, me cago" respondió el Ruso desde el escenario, y la verdad que sin que se tome en sentido literal, se cago.

Hacia falta verlo feliz arriba del escenario. Las anteriores oportunidades no resultaron como las expectativas.

En enero dio un buen show en Costanera Sur -se extraña al violero que lo acompaño esta noche-, con Hilda acompañando y el Negro García López de invitado sorpresa. Febrero fue el turno del Cosquin Rock que lo encontró afónico y malhumorado por problemas de sonido y muy pocos temas. La participación en el Luna Park con Charly se hizo desear bastante y resultó tan breve como un compromiso. En mayo las actuaciones en el Teatro Coliseo se suspendieron. A esa altura no fue sorpresa que no estuviese junto al Negro García López el mes pasado.

Uno ignora los problemas personales de los artistas, pero nos gusta fantasear con ellos, sentir un afecto que quizás no se materializa en un contacto directo, pero que nos invita a seguirlos a donde actúen, a escuchar su música, a aplaudirlos aún en las malas, a sonreirles sus bromas. La fantasía es mutua, de nosotros como público y de los artistas en su soledad arriba del escenario. Es necesaria, es vital para continuar.

A veces cuanto todo tira para abajo, es bueno aferrarse a esta fantasía. Quizás sea un sueño sobre algo que no existe, como lo describió ayer mi padre. ¿Será cierto que no existe? soñemos, porque aunque David se reconozca inaguantable en su intimidad, nosotros hace tanto que lo venimos aguantando prometemos seguirlo haciendo.

Así que nada mejor que poder disfrutar hoy de un buen show de Lebón, con su banda más compañera, tocando como "en casa" algunas versiones de Pappo, Manal, Dylan, Serú, con dedicatorias cercanas, también algún viejo clásico y muchos temas más recientes de Deja vu.



Estuvo acompañado por Panchi Lebon en batería, Leandro Bulacio en teclados, Adriana Sica en guitarra y coros y Hernán Gravelloni en bajo. No hay rock, sin una buena base de bajo y batería.

De un gran violero a otro, rock y blues con Juntos a la par como homenaje a Pappo, aquel socio de los comienzos en Pappo's blues. Los primeros aplausos para esa gran guitarra. Luego otro homenaje a alquién de quien reconoció que no le gustaba ni le gusta como canta, el tema de Bob Dylan Los tiempos cambian. Momento donde también el Ruso empezó a conversar largo con nosotros como preludio de cada tema, confesar algunos dolores "los amo mucho, estuve pasando momentos complicados, pero acá estoy".

El primer tema propio fue Tu llegada, grabado en 1992 (Nuevas mañanas) y luego No sería yo (Yo lo soñe, 2003). Siguió otro cover, esta vez de Manal, fue el clásico Avellaneda blues con una invitada y amiga, Cecilia Tenconi en saxo. "Gracias a esta canción me quedé en Argentina" nos disparó y nos dejó en silencio un instante hasta que arrancó la base de otro rock y blues.

Nunca te puedo alcanzar, dedicado a Hilda y su hija Mia, con los teclados de Leandro Bulacio. Mundo agradable, grabado en 1992 para el regreso de Serú Girán, fue uno de los temas más cantados por el público y con Lebón al borde del escenario.

Retrocedimos hasta 1983 para Tu canción me hace daño y para poner más velocidad y algunos duos de Lebón y Bulacio. Un poco de misterio rodeo la dedicatoria de Mis amigos saben, esos que uno suele preferir de enemigos.

Dejá de jugar fue otro de los grandes y aplaudidos solos del Ruso y Me gusta ese tajo trajo al escenario a "mi amor", esa querida guitarra negra alma y corazón de nuestro rock nacional.

Con En una hora -compuesto con Hilda- entramos en Deja vu, su ultimo CD. continuamos ese cuento llamado El tigre y el dragón. Dedicado a Hana, una de sus hijas, el tema Sos mi oasis, con las participaciones de Bulacio en teclados y especialmente de Adriana Sica en guitarra.

"Los primeros acordes e ideas del disco surgieron en los días soleados de Mendoza, sentidas y pensadas allí, sin saber que sería "Déjà Vu”. Mientras la música iba de aquí para allá, se sumaron tantos temas que se hizo difícil la selección final para el disco. En el momento en que decidí viajar a Buenos Aires, automáticamente se empezó a armar el rompecabezas de "Déjà Vu".

Dejennos vivir fue algo más clásico estilo Lebón, apoyado en el bajo de Hernán Gravelloni. Soñalo como vos queres, el hit del CD. Y cerrando los temas de Deja vu, No quiero encerrarme, también oportunidad de drenar heridas en el micrófono. "Ya a esta altura no me importa cuantos vienen, si se va a llenar, si no se va a llenar, lo importante es que los que vienen vienen con amor..."

A lo largo de la noche habían faltado esos temas de siempre, pero son imprescindibles para cerrar todo buen recital con el mayor fervor. Por esos a modo de bises sonaron Esperando nacer -en una extensa versión- y Cuanto tiempo más llevará -cantando juntos Lebón y el público-.

Si hay heridas, no se curarán en soledad, hay que salir a hacer lo mejor que se sabe hacer. Ruso, te queremos ver más seguido.


Listado de temas:

Juntos a la par (Pappo)
Los tiempos cambian (Bob Dylan)
Tu llegada
No sería yo
Avellaneda blues (Manal)
No te puedo alcanzar
Mundo agradable
Tu canción me hace daño
Mis amigos saben
Deja de jugar
Me gusta ese tajo
En una hora
El tigre y el dragon
Sos mi oasis
Dejennos vivir
Soñalo como vos queres
No quiero encerrarme
Esperando nacer
Cuanto tiempo más llevará

Lista de videos en youtube
http://www.youtube.com/view_play_list?p=C0E689FA71CAFF52

Album de fotos
http://picasaweb.google.com/flavio.pigazzi/DavidLebonNDAteneo13Agosto2010?feat=directlink

sábado, 14 de agosto de 2010

Nito Mestre, a 30 años de 20/10 (ND Ateneo)


Nito Mestre, a 30 años de 20/10
ND Ateneo, 12 de agosto 2010

El escenario al descubierto nos recibió temprano, con una exhibición de instrumentos, diversidad de bajos y guitarras, percusión, batería, teclados a ambos lados, micrófonos que adelantaban la multitud de músicos y viejos compañeros que nos brindaría Nito Mestre esta noche.

Nito hacia varios meses que había adelantado esta reunión, para festejar los 30 años de 20/10 junto a varios de aquellos músicos con quienes lo compuso y grabó originalmente.

Durante sus últimos shows, Nito viene alternando dos propuestas. Una solo, donde repasa desde clásicos de Sui, hasta los temas de su último y hermoso trabajo Flores de Nashville. La otra, junto con Silvina Garre en el escenario y ofrece una versión compartida de sus temas más queridos. En ambas alternativas, suele tocar esos temas que cantamos todos mezclados con algunos más recientes.

Esta única noche aniversario de 20/10 fue oportunidad para cambiar el repertorio, dejar a un lado los temas que siempre pedimos como Rasguña las piedras, Confesiones de invierno o Bienvenidos al tren, para centrarse en aquel 20/10 e intercalarlo con las canciones que ha grabado últimamente. El resultado sin dudas fue estimulante, una dosis de frescura y sorpresa.

Fuimos repasando dulces baladas, vivencias y amores, también un poquito de rock cuando la banda se fue completando o momentos más íntimos cuando quedó a dúo con alguno de sus músicos.

Abrió con Esperando crecer, un tema de 1983 que tituló su segundo disco solista, una balada bastante estilo Mestre donde alternó voz y flauta, junto a sus músicos. Si no fuera por vos (una balada más rítmica y con sonido más arreglado) inició el primer agradecimiento al público y la presentación de su banda.


Los socios que vienen acompañando a Mestre habitualmente son Ernesto Salgueiro en dirección musical, guitarras y coros, Eduardo Cautiño en guitarra y coros, Fernando Pugliese en teclados y coros, Juan Pablo Maicas en bajo y Vladimir Nikolaiczuk en bateria.

Un tema que suele interpretar actualmente es el dulce y acústico Vienes con el sol, que dio oportunidad a Fernando Pugliese desde los teclados. Continuamos con uno de los temas de Flores de Nashville (editado el año pasado) con Un beso en la nariz, para seguir combinado la acústica de Ernesto Salguiero con los teclados de Pugliese.

A esta altura empezaron a sumarse los invitados. Con el Mono Fontana en teclados, Carlos Tribuzy en bajo, Lapo Gessatti y Pablo Fernández interpretaron temas de 20/10 como Espero siempre por vos y Los remolinos de la inocencia. El Mono Fontana fue poniendo su personal creatividad en los temas, algo muy festejado y aplaudido desde la platea.

Otro invitado fue Alfredo Toth para tocar Enero va –donde Nito repasó un poco el origen de esta canción- y Y las aves vuelan –nuevamente con un sonido muy acústico-, también temas de aquel añorado 20/10, que continuó con uno de los temas más recordados, Distinto tiempo.

La confesión de Mestre que no imaginaba entonces estar hoy aquí, nosotros tampoco, nos invita a pensar que el futuro existe y es posible.

Solos Mestre y Salguiero, en uno de los momentos más íntimos, hicieron Fucsia -la primera composición de Nito que fuera grabado por Porsuigieco- mientras la anécdota cuenta sobre el sin sentido del nombre.

Saltando velozmente de tiempo, siguió Naomi -grabado en Flores de Nashville- interpretado junto a Pugliese y Salguiero.

Para versionar a Sui Generis el tema elegido fue Tribulaciones, lamento y ocaso de un tonto rey imaginario o no, donde el público se sumó a cantarlo. Dedicado a Pamela, la mujer de Nito, y grabado en su ultimo CD interpretaron My dear.

Charlando con el público los temas pedidos, fue el tiempo de interpretar un par de dulces canciones de los años ochenta como Escondo mis ojos al sol y El cordón de la razón. Nuevamente en flauta y con Fontana en teclados, siguió el tema 20/10 que titula aquel disco. Otro viejo tema fue Hoy tire viejas hojas, momentos para la voz de Mestre.

Dedicado a su madre, con Flores en el mar. Luego se sumó entonces Silvina Garre para cantar dos clásicos, Cuando comenzamos a nacer de Sui Generis y La colina de la vida de León Gieco.

Alguien más que participó de 20/10 se sumó como invitado. Pedro Aznar para tocar El mar de esta locura, se llevó muchísimos aplausos.

A la altura de Contigo que pasa fue el turno de Nito de jugar con el final del show y los bises, también de aportar más ritmo a la música.

El regreso con Mr. Jones y Afuera de la ciudad siguió aportando ritmo y calor al público, para finalizar con otro tema de Gieco, La mama de Jimmy.

Con más de 40 años de rock nacional, hoy vivimos un tiempo de artistas maduros y homenajes. El homenaje de Nebbia en el Bicentenario, las Bandas eternas de Spinetta, el regreso de Charly con sus hits, los 25 años de Rockas vivas de Miguel Mateos.

A veces queda la sensación de estar tocando siempre los mismos temas. Sin embargo nuestro pasado esta lleno de buenas canciones, y hay muchas no tan recordadas, festejos y homenajes que faltan, encuentros pendientes que se añoran, también sonidos mucho más nuevos que ofrecer. Combinar un poco de lo nuevo y de lo viejo, logrando un justo equilibrio. Un poco de todo eso fue lo que se juntó en esta única noche de 20/10.

Listado de temas:

Esperando crecer
Si no fuera por vos
Vienes con el sol
Beso en la nariz
Espero siempre por vos
Los remolinos de la inocencia
Enero va, con Alfredo Toth
Y las aves vuelan, con Alfredo Toth
Distinto tiempo
Fusia
Noemi
Tribulaciones, lamentos y ocaso de un tonto rey, imaginario o no
My dear
Escondo mis ojos
El cordón de la razón
20/10
Hoy tire viejas hojas
Flores en el mar
Cuando comenzamos a nacer, con Silvina Garre
La colina de la vida, con Silvina Garre
El mar de esta locura, con Pedro Aznar
Oh! El poder de la mente
Contigo que pasa

Mr. Jones
Afuera de la ciudad
La mama de Jimmy
 


viernes, 6 de agosto de 2010

Miguel Mateos, Luna Park (7 de agosto 2010)

Miguel Mateos
Luna Park, 7 de agosto 2010

Ha pasado tanto tiempo que nos asombra recordar que Rockas vivas fue un disco de vinilo en su sentido más literal y material. Esos discos negros con surcos de las dos caras que giraban a 33 rpm en grandes bandejas giratorias, herederas de los famosos Wincofon, ahora de uso exclusivo de DJs.

La novedad de la época era poder tener un pasacasetes en el coche para elegir nuestra música. Todavía recuerdo aquellos veranos gesellinos, promediando los años ochenta, cuando gastaba el casete de Zas en el auto de mi viejo, estrenando mi registro para conducir.

“Como amante de los discos y los vinilos, y del formato que ya desapareció, que son vestigios de un pasado, me pareció interesante la idea de tributar un disco; y que, si lo hacía, era de una forma más superadora, en cuanto a darle al material un arreglo orquestal que tiene que ver con algunas canciones íconos de ese material” Miguel Mateos (Rock.com.ar)


Rockas vivas fue un éxito comercial, con su récord de 300 mil copias y repletos de hits radiales que siguen sonando en nuestros oídos. Quizás mi propia relación con la música me engañe ya que nada luce mejor que los tiempos de nuestra adolescencia y juventud, pero aquel momento del rock nacional estallando toda su creatividad y gozando a pleno de la libertad democrática, fue el mejor.

“Hice Huevos y lo nombré con el título del tema porque era un momento tremendo del país; ya con la vuelta de la democracia tenía que hacer una canción que tributara ese momento: a la alegría de que a pesar de todo hay que seguir tirando para arriba. Pero no eran etapas exitosas. A los críticos quizás les gustaba. Pero no vendí un puto disco. Después se empezaron a vender” Miguel Mateos (Rock.com.ar)

Sin embargo, vender mucho parecía no ser del todo correcto ni aceptado. Aún hoy se reciclan esos viejos prejuicios en la polémica Arjona-Páez, con el pop y sus éxitos comerciales.

Vinieron toda una nueva generación de músicos a "ablandar la milanesa" como diría el querido Pappo. Sueter, Los abuelos, Virus, luego Soda cargaron con ese prejuicio. Nuevos sonidos, letras más directas y sin tanta elaboración poética y ritmos bailables que penetraban más allá de los estrictos seguidores del culto del rock nacional de los setenta.

No solo se iba la represión política y la censura artística, se iban resquebrajando ciertas pautas de conducta, el ocultamiento de la sexualidad, y la convicción que la música divertida no era buena música. El rock entraba en las radios masivamente, y grupos como Zas lo llevaron a los boliches y fiestas, y lo llevaron a difundirse por Latinoamérica.

El rock desde sus orígenes fue impulsor de cambios culturales y el romanticismo y optimismo que transmitía Zas fue parte de una nueva etapa que se abrió a mediados de los ochenta.

Estamos 25 años después para festejar aquel éxito, rockeando como gusta festejar Miguel Mateos, con un show que si bien recorre toda su carrera, se centra en aquellos discos más difundidos. Con una energía y vitalidad que invita a cantar cada uno de los temas, a festejar, saltar y arrojar lo que se pueda para arriba, Mateos recorre el escenario de punta a punta, toda la noche.

Una perlita: aplausos, medalla y besos para el Club de Fans Mateista que repartía a todos una lindísimos tarjetas mientras entrábamos al Luna Park. Que aprendan los organizadores de espectáculos que suelen escatimarnos los programas, que no tienen más creatividad que reproducir una imagen del afiche del show y una enorme publicidad de VISA.

Club de fans - Comunidad Mateista: www.sonico.com/miguelmateos

Con una introducción a través de videos que muestran a Mateos atravesando la ciudad, rumbo al Luna Park, arranca desde la guitarra con Solo una noche más y Perdiendo el control.

"Yo me preparo mentalmente para decir arriba del escenario "BullDog", "Huevos" o "Por una noche más"... "Rockas Vivas" es una vieja idea que yo tenía, plasmar en un disco todo lo que es ZAS en un escenario. Toda la fuerza y la calentura que allí se genera, la energía que damos y la que recibimos en ese lugar. Lo grabamos en los conciertos del Coliseo e incluye tres temas inéditos" Miguel Mateos (Wikipedia)

Vuelven los videos para repasar los éxitos de Zas en un compacto que nos irá ofreciendo testimonios y adelantando lo que viene. Y lo que viene es otro hit, Va por vos, para vos. "Todos amamos a alguien, todos necesitamos a alguien, si le gusta el rock and roll mucho mejor" parece una buena síntesis del pensamiento mateista. Nosotros nos adelantamos al show coreando los temas que suenan en las pantallas. El escenario se sigue poblando de músicos, compañeros actuales e integrantes de Zas. Mateos gusta dejar que sus guitarristas tomen más protagonismo para "rockear".

Un tema que quedó afuera de Rockas vivas es presentando por Miguel, baja el ritmo por unos instantes dejando solo su voz y los teclados, comienza Bulldog para cerrar un solo suave del Chino Sanz en guitarra. Tómame mientras puedas, Tengo que parar, Mensajes en la radio van saliendo pegaditos.

Desaparece del escenario. Miguel bromea, "Michael Jackson lo trato de hacer y no pudo, si lo hacemos me llevo a los 6 mil de gira, le pedimos 500 micros al peronismo, al kirchnerismo", risas se mezclan con silbidos y aplausos. Mateos juega con su propio corazoncito, y esta muy bien. Jugando a probar el piano, suenan los primeros sonidos de Cuando pase el temblor, la respuesta se adelanta a las palabras de Mateos para "un gran compañero de ruta". Cada noche, cada show, cambian los artistas, cambian los lugares, siempre Gustavo esta. Uno de los aplausos más largos de la noche preludia el comienzo de Un mundo feliz, solo desde el sorprendente piano en el medio de la tribuna. La apuesta sale bien "Los llevo de gira..." nos promete.

Otra de las propuestas musicales de la noche será la participación de la Orquesta Hypnofon, dirigida por Alejandro Terán. "La estoy pasando mejor que ustedes" manifiesta Mateos antes de seguir con Un poco de satisfacción, Extra extra y Un gato en la ciudad. Una ráfaga de la argentina de los ochenta en "Quiero votar dos presidentes, quiero un país muy muy diferente, no aguanto más tanto dolor, esta ciudad tan llena de lidar y amor", sin bajarte línea, con frescura y sin pretensiones más que retratar con simpleza un momento.

Para cerrar la etapa Zas no podía faltar Huevos, esa sola palabra que hoy solemos expresar con la cotidianeidad que ni le prestamos atención pero que en otro tiempo provocaba rubor y bajar el tono de voz, tanto como para el nombre del tema haya tenido que llamarse en principio "En la cocina...". La forma de decir las cosas que no se deben de Mateos es maravillosamente simple.

Vuelven las imágenes al escenario y vuelve Mateos con Mi sombra en la pared, un viejo tema de Solos en América (1986). Serán varios los momentos donde habrá agradecimiento para el público de países vecinos, algunas banderas se muestran desde el público, donde Mateos siempre ha tenido las puertas abiertas.

Seguiremos con Sin pensar y un comienzo acústico ofrece Si tuviéramos alas con Mateos en la guitarra hasta que en el público van ganando las palmas y esa energía que se vuelca desde el escenario.

Reunidos para "hablar un poco al pedo" y escuchar el saxo de Oscar Kreimer, arranca Bar imperio, y la invitación "el luna me canta a mi" se repite. Luego tocarán Beso francés. Kreimer sigue con un solo en la introducción de No es tan fácil romper un corazón. Entre tantos temas, quizas faltó Los argertinitos.

Rockeando, de su último trabajo Fidelidad (2009) fue quizás el sonido más potente y duro de la noche. Continuará con Atado a un sentimiento. Como si hiciese falta a esta altura demostrar que es un romántico, en El jardín del amor reparte rosas entre las chicas de la platea. Para el primer amague de despedida, Soy un chico de la calle.

Al regreso al escenario, ahora acompañado por todos los músicos, Mateos reconoce que su próximo tema "solo lo escribí para hinchar las pelotas, para olvidar toda la porquería de ese momento" Obsesión. Hacia rato que la popular venia pidiendo este tema que estaba reservadito para el final.

"Era emocionante sentir que la gente tenía la necesidad de cantar ese tema a capella, espontáneamente, exteriorizando ese deseo de algo mejor. Y en los estribillos se veía una masa de abrigos y cosas que eran literalmente tirados para arriba subiendo y bajando al son de la música como un símbolo de liberación..." Miguel Mateos (Wikipedia)

Para el final uno de sus mayores éxitos Tira para arriba, "una canción que ha subsistido de una manera inalterable en el corazón de todos", sumándose Oscar Kreimer en saxo y la Orquesta Hypnofon dirigida por Alejandro Teran, presentados con agradecimientos para el público "esta maravillosa noche que ustedes nos han brindado a nosotros", su discográfica, sus músicos y los medios.

Feliz cumpleaños y por muchos años más !!!!!


Lista de videos en Youtube

Album de fotos

Fuentes:


LISTA DE TEMAS:

Solo una noche más
Peleando por tu amor
Perdiendo el control
Va por vos, para vos
Dulce Ana
Bulldog
Tengo que parar
Mensajes en la radio
Tómame
Mundo feliz
Un poco de satisfacción
Extra, extra
Un gato en la ciudad
Huevos
Mi sombra en la pared
Y sin pensar
Alas
Es tan fácil romper un corazón
Beso francés
Bar imperio
Rockeando
El jardín de amor
Atado a un sentimiento
Cuando seas grande
Obsesión
Tirá para arriba

jueves, 5 de agosto de 2010

Fito, Confía !!!

Los nuevos temas de Fito no han tenido demasiada buena crítica, creo que hasta el mismo no se termina de sentir pleno con este trabajo. Pero sin embargo hay unos cuantos pedacitos de sus letras que tienen un sabor especial para mí, como cuando canta “confía, sino no vas a ser feliz”.

Quizás suene a un mensaje tan trivial que hasta podría estar escrito por Arjona, pero a mi me eriza la piel cantarlo con la voz de Fito a la par. Es que algunos artistas que nunca pretendieron enseñarnos a vivir, sin embargo fueron -a través del testimonio de sus vidas- una buena referencia para mirarnos.

“Yo elijo a mis enemigos” tira Fito enganchado en una polémica trivial que es como esas heridas que de tanto meterles el dedo, no se cicatrizan nunca. Por el contrario se infectan y se abren los puntos.

Arjona no me gusta ni me disgusta, su música me resulta pegadiza y entradora como muchos de los hits que se difunden masivamente, pero… ya lo dijo el mismo Fito, la música que nos identifica es la que se encarna en nuestros sentimientos y Arjona no figura en los míos, Fito si.

Tiempo al tiempo es otra letra simple, simple es su melodía, pero es otro mensaje que parece escrito por un Fito en plena paz consigo mismo para estos momentos en que no la encuentra. Que importa quién llena más Luna Park, tiempo al tiempo.


martes, 3 de agosto de 2010

Encuentro en el Estudio, primera y segunda temporada

Una voz áspera y cálida, casi recitando una historia anónima, se acerca al micrófono para presentarnos despacito a alguno de nuestros maestros de la música popular. El ambito es especial y refuerza la sensación de confianza entre conductor, artista y nosotros como televidentes.

Es una nueva emisión de Encuentro en el Estudio, conducido por Lalo Mir, grabado en los Estudios ION, para ofrecernos una diversidad de estilos pero siempre con una altísima calidad.


PRIMERA TEMPORADA 2009

En la primera temporada pudimos disfrutar de Fito Paez, Rubén Juarez, Divididos, Kevin Johansen, Liliana Herrerro, Juan Carlos Baglietto, Peteco Carabajal. Aquí les presentamos los programas completos.

RUBEN JUAREZ


JUAN CARLOS BAGLIETTO


FITO PAEZ


KEVIN JOHANSEN


LILIANA HERRERO


PETECO CARABAJAL


ALEJANDRO LERNER




SEGUNDA TEMPORADA 2010


Capítulo 01. Gustavo Santaolalla. Bandera de la identidad.
Capítulo 02. Chango Spasiuk. Instinto musical
Capítulo 03. Hilda Lizarazu. Inquietud Zen y Pop folclórico.
Capítulo 04. Chico Novarro. La versatilidad hecha virtud.
Capítulo 05. Las Pelotas. Rock tras las sierras.
Capítulo 06. Sandra Mihanovich. El poder de la voz.
Capítulo 07. Rubén Rada. Dueño del Swing
Capítulo 08. Leopoldo Federico. Nombre y apellido del bandoneón.
Capítulo 09. Juana Molina. Rara. Incomprendida e Innovadora.
Capítulo 10. Paz Martínez. Mesías del amor
Capítulo 11. Virus. Pioneros del Pop.
Capítulo 12. Amelita Baltar. Princesa bacana. Muñeca brava.
Capítulo 13. Lito Vitale. Música sin palabras.

Resumen de capítulos

Gustavo Santaolalla. Fue pionero en acercar el rock al folclore y a la música popular latinoamericana. Ganó dos premios Oscar como autor de bandas de sonido. Es el gurú del rock latino. Especialista en el mapa genético de la música de acá. Un recorrido que va desde Arco Iris a Bajo Fondo, pasando por “De Usuahia a La Quiaca” y “Secreto en la montaña”.


Chango Spasiuk. Hace música buscando los sonidos de la tierra colorada, los rumores de la selva, el latido de la tierra. Instinto musical en estado puro donde comulgan Mozart y el chamamé.


Hilda Lizarazu. Campestre y citadina. Roquera y folclórica. Inquieta y zen. Correntina, porteña, neoyorquina, cordobesa. Mujer del rock. Los coros de Suéter, Los Twist y Charly García. El éxito de Man Ray. La fórmula de la canción perfecta según la autora de “Sola en los bares”.


Chico Novarro. La vida cotidiana hecha canción. Hijo de un ucraniano y una rumana, nacido en Santa Fé y porteño hasta la médula. Como el camaleón de su canción, hizo de la versatilidad una virtud y de la sencillez una entrada asegurada al podio de las canciones que sabemos todos. La charla nos traslada desde El club del Clan a Vinicius de Moraes y Dorival Caymmi; pasando por el Gato Barbieri, Lalo Schifrin o Luis Miguel.


Las Pelotas. Son los herederos de una banda que partió en dos la historia del rock argentino. Herederos de la magia. Corrosivos. Independientes. Marginales y exitosos. Guerreros a fuerza de canción. Sobrevivientes para contarlo.



Sandra Mihanovich. Con la misma voz que identificó una década, abrió caminos, dijo cosas que no se habían escuchado antes y cantó cada canción como si fuese propia; la intérprete pasea por su trayectoria a través de las canciones y las palabras. Su familia, la musicalidad de los idiomas, la actuación, el rol de la mujer en la música y la interpretación como creación.

Rubén Rada. Como un malabarista musical, hace piruetas con la voz. Acercó el rock al candombe. Es música negra hecha canción popular. Brutalmente erudito, instintivamente innovador. Dueño del swing.

Leopoldo Federico. Cuando Julio Cortázar escribió sobre el bandoneón le puso su nombre. Vivo testigo de la historia del tango. Tradicional y evolucionista. Conciliador. Amante de la orquesta típica. Tocó con todos y siempre fue al frente. Lleva más de 70 años en el tango y más de 20 como presidente de la Asociación Argentina de Intérpretes. Sus dedos en el bandoneón consiguen detener el tiempo.


Juana Molina. Trascendió como actriz pero lo suyo es la música. Pasó de “Juana y sus hermanas” a tocar con David Byrne, ser un éxito de ventas en Japón y compartir batea con Björk. Fue tan innovadora como incomprendida. Empujó los límites de la canción. Se adelantó. Es rara. Su virtud es hacer una música que no se parece a nada.



Paz Martínez. Es un mesías del amor. Un alquimista de éxitos. El compositor tucumano desanda el camino de sus canciones. Desde el Trío San Javier a Miranda. Desde Mercedes Sosa a Rodrigo. Escribe tan naturalmente como respira. Hace canciones a medida. Y convida.


Virus. Fueron los primeros modernos. Los primeros electrónicos. Fundaron el pop. Le pusieron cerebro y una inolvidable sensualidad. Invitaron a bailar. Un recorrido por la musicalidad familiar de los Moura, el brillo enceguecedor de Federico, la apertura de un nicho musical que va desde Virus y llega hasta Babasónicos, pasando por Soda Stéreo.


Amelita Baltar. “María de Buenos Aires”, “la novia del tango”, o simplemente “la Blatar”. Mezcla de princesa bacana y muñeca brava. Experta en cultura tanguera. Intérprete eufórica. Voz y musa de Astor Piazzolla.

Lito Vitale. El artesano del sonido desnuda su vínculo con el piano y otras máquinas de hacer música. Revive la experiencia de MIA: una cooperativa independiente de trabajadores vinculados a la música en plena dictadura militar. Desarma el mundo de la música instrumental y devela los secretos de la búsqueda de un sonido propio y personal.


domingo, 1 de agosto de 2010

Divididos, Teatro Flores (31 julio 2010)

Divididos
Teatro Flores
31 de julio 2010

Volvemos a nuestra pequeña casa de Flores, luego de haber andado dando vueltas por grandes lugares como Tilcara, el Luna Park y varias ciudades del interior, para hacer una pausa en las presentaciones de Amapola del 66.

En los últimos shows aquí en el Teatro Fenix en diciembre y enero pasados, Divididos se mostró en toda su potencia, con unas tres horas de sus temas más populares. Apenas hubo alguna pausa para adelantar algún tema nuevo o para la participación de Juanchi –Los Pericos-.



El tan demorado nuevo CD ha consolidado un nuevo rumbo en Divididos, algo que siempre estuvo pero que cada vez va saliendo más al frente. Están como siempre los clásicos como La era de la boludez, Sábado, Spaghetti del rock, Paraguay, El burrito o Aladelta.

El alma del show son los nuevos temas de Amapola del 66. Muchos que ya parecen viejos conocidos como Buscando un angel, Hombres en U, Mantecoso, Muerto a Laburar, Senderos, Amapola del 66.

Y dentro de la nuevo, el pogo y el “agite está en el oeste” hacen una pausa para escuchar Jujuy y Avanzando retroceden –con Arnedo en la voz-, el Teatro de Flores toma un clima especial donde la aplanadora del oeste va madurando su mensaje cultural y social. A lo que se suma Par Mil.

Siguen más temas nuevos como Boyar nocturno, Perro Punk, Amapola del 66 –con dedicatoria para Cerati-.

Esto no quita que el final vuelva a ser intenso. El infaltable e inoxidable El burrito, Aladelta, una larga versión de Voodoo chile donde Mollo hace su show con la guitarra, un homenaje a Pappo con Sucio y desprolijo y un final pegadito con Nextweek y Mejor no hablar de ciertas cosas.

Para quienes quieran un souvenir, habrá cuerdas y púas para todos que Mollo reparte entre quienes estuvieron en la valla toda la noche y palillos de Catriel también.



Galeria de fotos
http://picasaweb.google.com/flavio.pigazzi/DivididosTeatroFlores31Julio2010?feat=directlink

Lista de videos en youtube
http://www.youtube.com/view_play_list?p=77EC71456C9FF5FE